ETIQUETA EUROPEA

La normativa de la Unión Europea introduce un etiquetado que incluye información sobre la resistencia a la rodadura, agarre en suelo mojado y rumorosidad externa. El objetivo es incrementar la seguridad y la eficiencia de la movilidad por carretera.

Esta etiqueta proporciona al usuario mayor información a la hora de escoger una cubierta. El reglamento requiere que todos los neumáticos producidos desde el 1 de julio de 2012 y a la venta en la Unión Europea desde el 1 de noviembre de 2012 incluyan un adhesivo o etiqueta, que debe mostrarse al usuario final antes de la compra.

EL POSICIONAMIENTO DE DRIVER CENTER

Driver Center, de acuerdo con los más estrictos procedimientos de control de calidad, acoge y da su pleno apoyo al uso de la etiqueta energética, considerando que supone un modo excelente de ofrecer a los usuarios finales más transparencia y ayuda a la hora de adquirir sus nuevos neumáticos.

Con todo, un neumático debe considerar una larga lista de características (comportamiento en superficie seca y mojada, prestaciones en caso de aquaplaning, estabilidad a alta velocidad, frenada sobre seco, kilometraje, etc). Ya que la etiqueta no muestra información específica sobre las cubiertas –como ocurre con los neumáticos de invierno y sus prestaciones– los talleres juegan un papel fundamental como asesores en el proceso de compra, aconsejando al usuario para que el producto que acabe comprando se amolde a sus necesidades reales.

EUlabel_IntroImage

RESISTENCIA
A LA RODADURA

La resistencia a la rodadura es una fuerza que actúa de forma opuesta al sentido de la marcha de un neumático. Si consideramos que las cubiertas son responsables de hasta el 20% del total de consumo de combustible de un coche y de un 35% en un camión, es imprescindible conseguir unos bajos índices de resistencia a la rodadura.

 

Debido al peso del vehículo el neumático se deforma en su zona de contacto, con una energía derivada que se disipa sobre el asfalto en forma de calor. A mayor deformación mayor índice de resistencia a la rodadura y, por lo tanto, incremento del consumo de combustible y de las emisiones de CO2.

En la etiqueta europea la resistencia a la rodadura se expresa por grados. La A corresponde a la mejor nota y la G a la peor.


AGARRE
SOBRE MOJADO

El agarre sobre mojado es una de las propiedades principales de cualquier neumático. Un mejor agarre implica unas distancias de frenada menores bajo lluvia.

Además de éste, existen otros parámetros importantes para la seguridad, pero se ha determinado que el agarre sobre agua es el más importante a la hora de comparar diferentes neumáticos. Cada grado de diferencia equivale a un aumento o disminución de la distancia de frenada de 2,6 metros* en una frenada a 80 km/h.

*Certificado en el test número 76247671 del año 2011 llevado a cabo el Tüv Süd Automotive (referencia neumáticos Pirelli en medida 225/50ZR17)

RUMOROSIDAD
EXTERNA

El rumor generado por los vehículos es un aspecto medioambiental muy importante. Está determinado por diversos factores: intensidad, tipo de vehículo, estilo de conducción, interacción entre el neumático y el asfalto.

El valor que expresa la etiqueta no se refiere al ruido percibido por el conductor mientras conduce, sino el exterior, que contribuye a la contaminación acústica y a la rumorosidad percibida por los peatones.

  • 1 Ondas de Sonido1 ONDAS DE SONIDO 3 db(a) inferior a los límites de la norma EC 661/2009
  • 2 Ondas de Sonido2 ONDAS DE SONIDO De acuerdo con los límites de la normativa EC 661/2009
  • 3 Ondas de Sonido3 ONDAS DE SONIDO Cumple con los límites de la directiva EC 2001/43