Equilibrado de neumáticos

El equilibrado de los neumáticos (estático o dinámico) tiene como objetivo hacer que la rotación de las llantas con la cubierta sea homogénea y se realiza mediante la fijación de contrapesos tanto del lado interno como del lado externo de la llanta. En nuestras oficinas Driver Center, su vehículo se analizará a través de una maquinaria que verifica el desequilibrio entre el eje de rotación y la masa del neumático. Si se encontrase algún desequilibrio, se corregirá aplicando contrapesos autoadhesivos que hacen que la rotación vuelva a estar perfectamente alineada con la carretera.

 

Si los neumáticos no están perfectamente equilibrados, pueden provocar vibraciones -incluso violentas- del volante (en particular, cuando se alcanzan y se superan los 100 km/h) además de un mayor desgaste del neumático a lo largo del tiempo. En estos casos, se aconseja efectuar la convergencia, que actúa tanto sobre el neumático como sobre el sistema de dirección, y el equilibrado.

Nuestros expertos de Driver Center procederán a verificar de manera escrupulosa el alineado geométrico de las ruedas, utilizando softwares específicos y equipos de diagnóstico. Si resultase necesario, procederán a regular los elementos de la suspensión delantera y trasera para evitar que se desgasten de manera anómala.

 

Además de los casos antes mencionados, son diversos los síntomas que indican la presencia de un desequilibrio de las ruedas: cuando se advierte claramente que el coche impacta contra algo, cuando se registra un marcado desgaste (especialmente, si se presenta de manera irregular sobre la banda de rodadura) de los neumáticos, si en la conducción se registran particulares problemas en el momento del viraje, cuando tras una curva el volante no vuelve fácilmente a su posición inicial, si el volante queda incluso solo ligeramente inclinado recorriendo un camino rectilíneo, en el momento de la compra de un nuevo tren de neumáticos o cuando se sustituyen componentes de las suspensiones o de la dirección.

 

Si bien los términos varían de un modelo a otro, generalmente el equilibrado es una operación que se realiza cada 10 000 km. En modo más general, se aconseja efectuar el equilibrado durante el cambio de temporada, cuando se efectúa el habitual cambio de cubiertas (de las invernales a las de verano, y viceversa).

 

No realizar la regulación del alineado de las ruedas puede reducir drásticamente la vida del neumático. Además, conducir un coche alineado mejora notablemente la seguridad y la comodidad del conductor y de los pasajeros. Equilibrar perfectamente las cuatro ruedas del vehículo optimiza el rendimiento y disminuye considerablemente el consumo de combustible. 

 

¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE EL AJUSTE DE LA GEOMETRÍA Y EL EQUILIBRADO DE LOS NEUMÁTICOS?

A menudo, se confunden el ajuste de la geometría y el equilibrado de los neumáticos. Y sin embargo, son muchas las diferencias entre estas dos operaciones. 

El ajuste de la geometría o la convergencia es la regulación del ángulo de las ruedas. Los neumáticos deben mantener en todo momento los valores establecidos por el fabricante del vehículo. 

El equilibrado, en cambio, consiste en añadir contrapesos a ambos lados de la llanta para permitir a las ruedas que funcionen sin producir ninguna vibración en el vehículo, particularmente cuando se viaja a altas velocidades.

 

Al traer su vehículo a nuestros Driver Center, podrá reequilibrar sus neumáticos y realizar la convergencias de las ruedas, tanto delanteras como traseras.

Nuestros expertos le aconsejarán el modelo de neumático más adecuado al modelo de su vehículo y a su estilo de conducción. Como ya hemos vistos, también la elección de la llanta es de gran importancia para la conducción, por lo que tendrá a su disposición una amplia gama de llantas de aleación, caracterizadas por un peso reducido, una mejor capacidad de enfriamiento de los frenos y una mejor absorción de los impactos.

 

En nuestros Driver Center encontrará: venta de productos para su coche, un esmerado servicio de asistencia técnica y electrónica, revisión, reparación, montaje y sustitución de las partes que se deben equilibrar, pero también servicios simples y eficaces como el inflado de los neumáticos.