Cambio de filtros

cambio de filtros

FILTRO DE ACEITE

El filtro de aceite tiene la función de filtrar las impurezas presentes en el aceite del motor, su sustitución es un mantenimiento esencial para mantener en el tiempo la eficiencia del motor del propio coche.

Para los coches es necesario sustituir siempre el aceite y su respectivo filtro de acuerdo con los intervalos de tiempo o el kilometraje indicados en la tabla de mantenimiento del propio coche.

 

En general, en los motores de gasolina de última generación se requiere el cambio cada 15 000 km, mientras que para los coches diésel está previsto cada 30 000 km.

Si su vehículo tiene ya varios años, se recomienda cambiar el aceite y el filtro con más frecuencia, generalmente cada 10 000 km, ya que el desgaste de los componentes del motor podría consumir una mayor cantidad de aceite. Si con este vehículo se recorren menos de 10 000 km es aconsejable sustituir el filtro cada dos años para mantener la eficiencia del motor.

 

Si, en cambio, su coche está en garantía, le recordamos que, para no perderla, el cambio de aceite y filtro del motor debe ser realizado por un mecánico autorizado. Cuando visita un Driver Center tendrá la seguridad de que el trabajo será realizado por profesionales experimentados que cuentan con las herramientas más adecuadas.

 

Para la motocicleta, el cambio de aceite y filtro no depende del kilometraje, sino del tipo de motocicleta que se posea. Por ello, recomendamos la sustitución en los intervalos de tiempo indicados en el manual de mantenimiento. También es aconsejable llevar a cabo un cambio de aceite completo, ya que para realizar el cambio del filtro se requiere la eliminación del aceite del motor.

 

Los talleres Driver le darán toda la ayuda necesaria para estas operaciones, mediante el asesoramiento y la oferta de servicios y el tipo de aceite adecuado para su vehículo, con el fin de preservar por más tiempo la integridad del motor. Hacer que un profesional cambie el aceite y el filtro representa una seguridad adicional para el éxito del trabajo. Un cambio del filtro de aceite que no se lleve cabo de manera profesional podría dañar el motor.

 

FILTRO DE AIRE

El filtro de aire es parte del sistema de alimentación, que ajusta la cantidad de aire que entra desde el exterior en la cámara de combustión. Su propósito es filtrar y limpiar el aire para evitar que objetos extraños, tales como hojas, escombros o agua entren en el motor, provocando un consumo desmedido.

Con un filtro de aire demasiado viejo o sucio en el interior de la cámara de combustión entraría demasiado aire, provocando en consecuencia un mayor consumo de combustible.

 

El filtro de aire debe ser sustituido por uno nuevo de acuerdo con los intervalos de tiempo recomendados por el programa de mantenimiento del vehículo, con el tipo de filtro instalado, con el tiempo de viaje. Por lo general, para un uso normal del vehículo en la ciudad se puede estimar la duración de un filtro de aire en torno a 20 000 / 30 000 kilómetros.

 

En los Driver Center se puede realizar un control sobre el estado del filtro y obtener toda la ayuda necesaria de los mecánicos capacitados, tanto para la sustitución como para la limpieza del filtro.

 

La limpieza del filtro es una operación que por lo general no se realiza si los filtros de aire son de papel. Sólo se puede realizar para los filtros de algodón, diseñados para un uso deportivo, que se pueden limpiar con productos específicos y cuya duración es, de lejos, superior al filtro de papel normal.

Nuestros profesionales le garantizarán los mejores productos y servicios para su vehículo y sus necesidades. 

 

FILTRO DE COMBUSTIBLE

El filtro de combustible sirve para evitar que las impurezas en el combustible terminen en el motor, dañando el sistema de alimentación. Se debe sustituir de acuerdo con los intervalos y la distancia recomendados en el programa de mantenimiento del vehículo.

 

Dependiendo del tipo de alimentación, los filtros de combustible tienen diferentes plazos que deben cumplir.

 

En los modelos diésel:

en los vehículos modernos, el filtro también incorpora una serie de sensores, por lo tanto se ve más afectado que otros a la presencia de impurezas en el combustible.

Los fabricantes de automóviles indican en el libro de mantenimiento que el intervalo de sustitución es de alrededor de 50 000 / 60 000 km. En realidad sería más apropiado realizar la sustitución antes si se sospecha que el combustible que se utiliza está sucio.

 

En los modelos de gasolina:

el filtro de combustible no requiere una sustitución frecuente. Los fabricantes recomiendan sustituir el producto alrededor de los 100 000 kilómetros. Sin embargo, este kilometraje es indicativo para los coches de última generación; si hablamos de motores con carburador o los primeros motores de inyección electrónica, es aconsejable no superar los 30 000 km.

 

Modelos de GLP o GNC:

la sustitución del filtro se lleva a cabo con más frecuencia. Un filtro sucio causa una pérdida de potencia y la aparición de vibraciones durante la aceleración y una lenta respuesta del acelerador.

La sustitución del filtro de GLP se debe efectuar cada 15 000 km, mientras para el filtro de gas natural es de alrededor de 30 000.

 

Es necesario que un técnico cualificado cambie el filtro de combustible, ya que el sistema de combustible está sometido a presión y podría haber una pérdida de combustible, aumentando el riesgo si se realizan maniobras incorrectas.

Los mecánicos de Driver le ofrecerán todo su profesionalismo, asesorándole sobre el calendario para mantener la eficiencia de su motor y garantizarle un servicio de calidad.

 

FILTRO DEL HABITÁCULO

Para proteger el interior del habitáculo de los agentes contaminantes procedentes del exterior a través del sistema de calefacción y preservar la salud del conductor y los pasajeros, los filtros del habitáculo son muy importantes.

 

La alta concentración de bacterias que acechan en el interior del vehículo aumenta en gran medida la irritación de las membranas mucosas, náuseas, dolores de cabeza y reacciones alérgicas. Para evitar estos problemas, los filtros de habitáculo intactos son esenciales para preservar la salud de todos los pasajeros.

 

Hoy en día, las nuevas tecnologías hacen posible montar en nuestros vehículos filtros que, además de filtrar todas las partículas procedentes del exterior, también pueden purificar el aire de los olores. En este caso, las capas de fibras no tejidas se combinan con una capa de carbón activo. También puede bloquear los gases nocivos que causan tos y dolores de cabeza mediante el uso combinado de filtros.

 

Estos filtros están situados antes del sistema de ventilación y están conectados con el sistema de aire acondicionado.

 

Para la sustitución de estos filtros no hay recomendaciones especiales por parte del fabricante del coche; por lo tanto, lo que determina el deterioro de los filtros y la necesidad de cambiarlos es el tipo de uso del vehículo.

Los filtros de aire se deben sustituir a intervalos cortos si usted conduce principalmente

en las zonas urbanas con alta concentración de hollín procedentes de industrias o vehículos que funcionan con diésel que tienden a bloquear rápidamente el filtro para el habitáculo.

 

En general, se recomienda que la sustitución de los filtros de habitáculo la realice un profesional cuando el flujo de aire del sistema de calefacción / climatizador pierde fuerza y presenta un olor desagradable.

 

Se recomienda controlar en los Driver Center el filtro del habitáculo para efectuar, en su caso, la sustitución del mismo y la desinfección de los canales de aire con productos antibacterianos específicos para eliminar todas las impurezas.

 

FILTRO DEL CLIMATIZADOR

Se aconseja controlar y desinfectar el filtro del climatizador con la llegada de la temporada de verano.

 

El mantenimiento y limpieza de estos filtros es particularmente importante para la salud.

 

Un sistema no desinfectado puede hacer circular en el habitáculo un número de impurezas que aumentan el riesgo de problemas en el tracto respiratorio, así como comprometer el rendimiento del aire acondicionado en relación con la temperatura y la cantidad del flujo de aire impulsado en el habitáculo.

 

Es muy recomendable que un técnico cualificado de Driver Center controle el filtro del habitáculo y desinfecte el sistema de aire acondicionado para evitar la formación de hongos debido a la humedad del aire, que contribuyen a generar un aire poco saludable.

 

Además, nuestros profesionales verificarán si el gas refrigerante es suficiente o si hará falta realizar una recarga. Normalmente todos estos controles se llevarían a cabo si llevara su vehículo a un Driver Center para la inspección.